COFRADÍA JESÚS NAZARENO Y CRISTO RESUCITADO
C/ San Antonio 2, 1ª planta (despacho 5)
Centro de Participación Ciudadana "Juan José López"
28931 Móstoles (Madrid)
ORACIONES Y POESÍAS
  ORACIÓN 
A “JESUS NAZARENO”

¡Oh Jesús Nazareno!, 
que desfigurado, por amor 
a los hombres,
no pareces un hombre
ni tienes aspecto humano,
mira la situación
de tus hermanos 
que necesitan de tu dolor 
y anonadamiento 
para sentirse amados 
y ser salvados por Tí,
 atiende nuestras plegarias 
para que, apropiándonos de tus méritos,
 construyamos tu Iglesia Santa y,
 cumpliendo el Mandamiento Nuevo del Amor,
 Tú seas el asombro de los pueblos
 y de los hombres que desean encontrarte,
 aunque aún no te conocen; 
vive en el interior de nuestras familias,
 lleva por el buen camino a los jóvenes, 
preserva de todo mal a los niños
 y a los ancianos, 
y haz que no sea inútil tanto amor 
como has demostrado por nosotros,
 y que nos manifiesta la sugestiva expresión
 de tu rostro, para que vivamos 
en el don de la gracia que nos has alcanzado.
Que se grabe tu imagen bendita, como sello precioso, en el 
corazón de todos los cofrades 
para que no dejemos de amarte en ningún momento de la vida.

AMEN 

Concedida indulgencia parcial
 según el "ENCHIRIDION DE INDULGENCIA
DE FECHA 29 DE JUNIO DE 1968. 

*******************
 
POESÍA A “JESÚS NAZARENO”

Aquel que talló Tu rostro Señor mío, conjugar supo en su conjunto, la grandeza de un Dios, al hombre herido.

En Belén nacido para ser Cristo,Para ser hombre ¡a píe de calle!Nazareno que cargas los pecados del Mundo, Nazareno que mueres para los vivos.

¡Jesús…!, como Dios igual al Padre, Y el Hijo, 
y al Espíritu Santo.

¡Dios en uno mismo…
!Jesús… ¡Hijo de María!
¡Jesús de todos!… 
de los pobres y los justos.

¡Jesús… Bondad de Dios!¡Señor… Hijo en Sacrificio!
Y no te condena Roma ni Pilatos,y no te condena 
Herodes ni Caifás, 
¡Te condenamos todos Jesús!

Que por nosotros 
camina al Calvario. ¡Y te sangran las sienes, Señor y los insultos!

¡Y te sangran las huellas del castigo! ¡Y los pies te sangran!
¡Y te sangra el hombro,
ya vencido…!

¡Que pesada es esa cruz Señor…Que por sangrarte…! ¡Te sangra hasta el camino!

Y aquí nos tienes Señor… arrepentidos, Que por nosotros, Nazareno… a la Cruz llegas,
Que por nosotros, Jesús… 
te ves herido, que por nosotros, ¡Dios!... distes al Hijo.

¡Cuánto amor, Señor, 
para Tus hijos!

¡Que ejemplo de bondad 
y sacrificio!…que por dar la salvación a los humanos;

¡Siendo Dios!... fuiste Hombre… 
y fuiste Cristo.
 
MI NOCHE 
DE JUEVES SANTO

Plaza de Ernesto Peces abarrotada,
Se abren las puertas de Su Casa,
Y sale estandarte y cruz de madera en plata canteada.

Momentos de emoción
Sale el Nazareno, por el portón,
A la voz del capataz, costaleros a la mano, toque de campana 
y llamador, Al hombro 
con Nuestro Señor.

Silencio sepulcral,

El Cordero de Dios, 
nos da la bendición,
y al son de cornetas y tambores comienza su caminar,

Calle Ricardo Médem, 
el sigue su lento andar,
lo llevan sus costaleros, hermanos de paso 
y penitentes detrás.

Ya sale Su Madre de casa, a buscarle desesperada.

Calle el Cristo al entrar, 
saeta cantada, saeta, rezo, canto, oración, que más da,
si se canta con devoción,
le canta el grupo Extremeño 
“El Miajón”.

Y sigue su lento caminar,
Va descalzo, y gotas de sangre deja atrás.

Y detrás Su Madre desconsolada.La multitud le ve pasar, una, dos, tres caídas,
yo creo que fueron alguna más.

Plaza de Cuatro Caminos,
Plaza de alegría y dolor,
Avenida de la Constitución,
hacia arriba empinada, 
El sigue Su calvario,
y empieza el nuestro particular,¡Costaleros! Meter el hombro,Sujetad el paso, 
que se nos va para atrás.

Y Detrás, Su Madre llorosa, 
por no poderlo acariciar.

Plaza del Pradillo, apenas gente 
le ve pasar, y sigue Su lento andar,

Lagrimas de sangre en Sus ojos comienzan a aflorar.

Plaza de Ernesto Peces, lento, muy lento, baja el Nazareno, 
y al son de una saeta orquestada, comienza a girar, tres toques de campana y llamador, 
al cielo con Nuestro Señor.

Mecerle costaleros, mecerle, 
que hasta el año que viene,
en la calle no volveremos a verle,
y de nuevo silencio sepulcral,
la bendición, nos la vuelve a dar.

Y llega Su Madre, la del dolor,
con Siete Puñales clavados, 
en Su corazón, 
entra en Su casa, 
ve a Su Hijo, y termina la procesión.

VIERNES SANTO, 
TRES DE LA MAÑANA